Al transcurrir dos años se duplica la velocidad de procesamiento

 junio 2, 2016      
 Tecnologia   

Gordon Earl Moore nacido en San Francisco el día 3 de enero del año 1929 es un personaje de suma importancia en el mundo de los ordenadores, y esto se debe a varias razones pero existen dos que son las más importantes de ellas. La primera es que es uno de los fundadores de Intel, por tanto, es una persona de alta importancia al referirse a la evolución de los PCs y también al desarrollo de procesadores. La segunda razón, que fue su principal aporte y tal vez el motivo de más peso por el cual es una figura histórica en el mundo de los CPUs es la ley que planteó; la Ley de Moore. Sin embargo, decir “ley” es una alegación algo azarosa por el hecho de que no tiene base científica sino que simplemente fue propuesta gracias al fenómeno de la observación, simplemente fue denominada como ley porque es algo que efectivamente se cumple, sin embargo, no hay garantías de que ocurra para siempre.

¿Qué es lo que plantea esta mítica ley? La ley de Moore consiste en la afirmación de que el número de transistores de un microprocesador se duplicaría cada dos años (una antigua ley de Moore planteaba que los transistores de un microprocesador se duplicarían anualmente pero luego fue actualizada en 1975), y lo interesante es que a pesar de que no se ha hecho ningún estudio empírico que corroboré esta ley, parece estarse cumpliendo casi a la perfección por un periodo sumamente largo (51 años). Pero esta ley no morirá pronto, y no tanto por el hecho de que el mercado no sea capaz de mantener la evolución de los procesadores sino porque la tecnología avanzó a un paso arrasador que ha sido mucho más rápido de lo que se pensaba al formular ley.

A pesar de que la ley tiene fecha de expiración aun así ha sido de mucha importancia en estos años en los que  ha permanecido vigente (61 años tomando en cuenta la antigua ley también) que ha ayudado a las principales fabricantes de procesadores al desarrollo de metas en función a esa predicción ideal la cual es la Ley de Moore.