Los ordenadores en la medicina.

 enero 22, 2016      
 Tecnologia   

Es muy sabido que la creación de los ordenadores ha revolucionado al mundo en todos los aspectos, una de las funciones más antiguas de los ordenadores ha sido la que está ligada a la medicina, debido a la posibilidad de poder hacer cálculos matemáticos mucho más rápidos y llevar un registro actualmente infinito tanto de enfermedades, pacientes y otras cosas de mucha utilidad para la rama de la medicina.

Los primeros usos de los ordenadores en la medicina fueron para llevar el registro computarizado de pacientes, enfermedades y recetas para cada paciente, haciendo este proceso que llevaba mucho tiempo y esfuerzo aparte de archivos en papel enormes, algo que se puede realizar en muy poco tiempo.

Un muy importante uso fue y sigue siendo en la actualidad los rayos x, puesto que sin la ayuda de los ordenadores sería imposible realizarlos, y mientras vaya evolucionando la tecnología más usos tendrán los ordenadores.

En esta Era donde la información lo es todo, los ordenadores nos ofrecen información real al instante. Los doctores pueden actualizar sobre una enfermedad, medicamento o modo de tratar una enfermedad en cualquier región del mundo y al instante puede ser observada por otros doctores en una parte a miles de kilómetros de distancia; con sólo apretar un botón se pueden observar esas actualizaciones, cosa que sin los ordenadores tardaría muchísimo tiempo, a eso se le suma que los virus y el tratamiento de los mismos van mutando muy rápido y los doctores deben estar informados al instante de estos cambios, eso es una gran ventaja que nos ofrecen los ordenadores.

Ya para esta fecha se han realizado varios implantes hechos exclusivamente por robots con algunos resultados negativos, pero es mayor la cantidad de veces que han sido positivos; eso arroja un saldo positivo a esta parte de la evolución de los ordenadores. Existen muchas opiniones que están en contra de operaciones médicas realizadas por robots ya que muchos aseguran que un robot o computadora no podría sentir o actuar en momentos de crisis como lo haría un ser humano.