Ciencia y tecnologia digital

Marte, a imagen y semejanza del Río Tinto

Conocer si hubo, hay o habrá vida en otros planetas es una de las inquietudes que ha rodeado al ser humano desde hace tantísimo tiempo… Marte, al ser ese planeta del Sistema Solar que está más próximo a nosotros, ha acaparado buena parte de las investigaciones llevadas a cabo por científicos y astrónomos.

Aquí en nuestro país, más concretamente en la provincia de Huelva, los parajes mineros que están en torno al Río Tinto cuentan con notables analogías respecto a Marte. Así lo han entendido los especialistas y científicos, que han llevado a cabo en la zona una recreación de cómo sería una exploración marciana.

El proyecto europeo ‘Moonwalk’ ha puesto sus ojos en los parajes del Río Tinto para desarrollar una serie de mejoras técnicas encaminadas a que un equipo astronauta-robot lleve a cabo actos extra-vehiculares en cooperación. No es la primera vez que esta zona minera centra las miras del campo de la astronomía, ya que científicos de la mismísima NASA han estado pisando pueblos como Nerva o Minas de Riotinto para corroborar que las condiciones de ambiente extremo de estos terrenos onubenses y de Marte son casi idénticas.

El hierro, el azufre y la jarosita son algunos de los minerales que abundan en la zona y que ayudan a dibujar paisajes rojizos y estampas impropios de la Tierra. Es la jarosita precisamente uno de los minerales que Río Tinto y Marte comparten. El proyecto ‘Moonwalk’ contará ahora además con el respaldo del Centro de Astrobiología, por medio del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.

Fue a finales de la década de los 80 cuando un grupo de investigadores descubrió una comunidad de microbios muy peculiar, que, más tarde, resultaron ser extremófilos que se alimentaban de los sulfuros metálicos y de una alta concentración de hierro oxidado. Y el que hubiera vida en ese contexto tan extremo motivó las posibles comparaciones entre Marte y este rinconcito de España.