No apagues tu pc. ¡Usa el modo suspender!

 junio 17, 2016      
 Tecnologia   

Si algo es sumamente engorroso cuando estás a punto de finalizar el día e irte a dormir, con mucho cansancio acumulado, es apagar el ordenador. Es un proceso que todos nosotros detestamos hacer al final del día por el hecho de que tenemos que cerrar todos los programas que tenemos abiertos además de guardar todo el trabajo que hemos realizado para cerciorarnos de no perder nada importante.

Realizar esta corriente de acciones cuando uno ya está ansioso por descansar, es terrible, sin embargo, se nos ha dotado de dos funciones que son capaces de suprimir esta parte detestable del día y hemos omitido por el hecho de que no nos hemos dado cuenta de su existencia o nos hemos cuestionado su uso. Estas funciones son las de suspender y también la de hibernar, estas a diferencia del apagado total del sistema, permanecen intacta la sesión de manera que al usar el ordenador otra vez, todo lo que dejamos antes de suspender la actividad, se encuentra exactamente como estaba antes.

Los ordenadores actuales están diseñados de manera que el equipo se pueda suspender en vez de tener que apagarlo totalmente. Y con la simple opción de cerrar la tapa de la laptop, sin pasar por el molesto ritual de apagado cerrando todos los programas, al abrirla otra vez, está todo exactamente como lo dejamos. Este proceso de suspensión hace que el ordenador desempeñe a una potencia muy baja y se encarga de guardar en la RAM toda la información acerca de la sesión. Sin embargo, el equipo invierte una cantidad mínima de energía para poder mantener la memoria volátil operando.

Ahora, otra función que posee el ordenador como alternativa para no tener que apagar el equipo completamente es la hibernación, que se encarga de guardar el estado de la sesión en el disco duro y luego se apaga por completo. De manera que evita el consumo de energía adicional, a diferencia de la alternativa antes discutida de la suspensión. Luego de encender el sistema otra vez, este se encargará de cargar los datos reanudando la sesión. Este proceso evidentemente es más lento que al suspender al equipo porque el mismo técnicamente apaga el equipo por completo pero aún así es un proceso con mayor celeridad que apagar totalmente el equipo. Y no solo eso, no consume energía.