Vamos a dar recomendaciones para que conservéis mejor los recursos y la energía de vuestro domicilio

 abril 25, 2018      

Las facturas mensuales por recursos energéticos pueden suponer dolores de cabeza, más aún cuando lo que hacen es aumentar, por este motivo se debe revisar la eficiencia con la que gestionamos dichos recursos, así evitaremos el malgasto de energía, la ahorraremos y bajaremos las facturas mensuales.

Hoy en día es muy importante que tengáis un poco de conciencia al gastar los recursos energéticos disponibles, puesto que siguen aumentando cada día más, lo que se traduce en cuotas mensuales muy altas y por lo que se pone más difícil que disfrutéis de la comodidad que merecéis en vuestro hogar, más aún en los meses fríos del año, que no son pocos. Dicho esto, vamos a daros unos consejos prácticos a la hora de ahorrar energía y recursos naturales en vuestros domicilios o acceso a las cerraduras de los contadores.

Podéis registrarte en los proyectos de reformas para el uso eficiente de energía

Estos proyectos suponen descuentos en materiales de aislamientos para las casas, es una ayuda en la que el Estado y el propietario comparten gastos y abaratan costos para que las remodelaciones y las obras de aislamiento térmico no salgan tan costosas. Este proyecto es eficiente ya que con el vais a poder mejorar el aislamiento de puertas y ventanas, igualmente se ponen a vuestra disposición a compañías especializadas en mejorar las condiciones térmicas de edificaciones para que hagan diagnósticos precisos en vuestras viviendas y de esta forma se reparen las partes en las que se esté escapando el calor en el domicilio, así, podéis tener la casa sin escapes y lo más importante es que vais a ahorrar bastante en vuestras facturas.

Los techos y los revestimientos para las azoteas son de gran importancia si queréis mejorar el aislamiento de vuestro domicilio

Una de las cosas más importantes no solo para mejorar la gestión de los recursos energéticos, sino para la protección de vuestra vivienda a los embates del duro invierno es el de mejorar las azoteas y los techos, ya que si tenéis estos componentes deteriorados, van a implicar más gasto de energía por los escapes. Debéis tener en cuenta que si hay problemas en el tejado, es imprescindible contactar con profesionales para que se hagan cargo de las reparaciones y así lograréis abaratar costos en las facturas del mes.

Las tuberías de bajada o canaletas exteriores son un punto importante para mejorar la eficiencia energética del hogar

Cuando los profesionales estén haciendo arreglos en el techo del domicilio, podéis mandar también a arreglar las tuberias exteriores del mismo, ya que si no lo hacéis, el dinero destinado a los arreglos de techos y paredes podría perderse debido a que en los meses de lluvias intensas y de nevadas, podrían tapar las canaletas, esta situación llevaría a que el agua se filtre por las paredes exteriores y por el suelo y ocasione muchos más problemas de lo que os imagináis.

Así pues, si tenéis canaletas exteriores y están viejas, fracturadas o deterioradas es hora de sustituirlas completamente, en el mercado actual hay materiales baratos como el PVC, muy resistentes a las condiciones del tiempo y que no se tapan ni se deterioran fácilmente, razón por la cual debéis cambiar la canaleta si presenta algunas de las condiciones anteriores, de más está decir que después de las lluvias es casi obligatorio que reviséis dichas canaletas para quitar de en medio hojas y otros restos sólidos que a la larga la pueden obstruir.

Por último, no debéis olvidar hacerle un mantenimiento preventivo al calefactor

Un calefactor raras veces se daña de la noche a la mañana, pero la falta de mantenimiento del mismo puede suponer averías en el futuro, una de las cosas que debéis revisar para saber si el calefactor está gastando más energía de lo normal, es que comparéis las medidas que da dicho artefacto con los precios de las facturas, si veis que el consumo del calefactor es el mismo pero las facturas son muy altas, es porque está desajustado, lo que tenéis que hacer es llamar a las empresas que se encargan de esto y en poco tiempo volverán a dejar vuestro calefactor totalmente eficiente, en condiciones óptimas y en alto rendimiento. El cambio lo veréis en las facturas del mes; así mismo, se recomienda casi obligatoriamente hacerle mantenimiento a los calefactores al menos una vez al año, y por favor, que no sea en invierno.